Comparte...si quieres, claro.
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter

Los rostros de la luna

Cíclica, mágica, eterna

Ocho rostros cíclicos

La luna. Quizá el primer calendario del mundo, la única cosa cíclica y visible que veían nuestras ancestras y ancestros, una compañera constante, maravillosa, preciosa y mágica.

Una brújula interna también, capitana de las mareas de todas las aguas de este planeta, incluidas las humanas y por supuesto de las mareas menstruales. Nuestras emociones, en olas que crecen y menguan son regidas por la luna, nuestras hormonas también bailan su danza ondulada, arriba y abajo, arriba y abajo, siempre en movimiento, siempre cambiante

Con estas palabras comienza el librito en pdf que os envío en formato digital

En él encontrarás información astronómica, astrológica, mágica, menstrual y oracular, si, incluyo un oráculo para cada una de las cartas

¿Dónde usarlas?

Yo las creé hace años para usarlas en las Tiendas Rojas que facilito, no eran así, eran diferentes, pero tras muchos años trabajando con el ciclo lunar en mi misma, con otras mujeres y en grupo, sentí la necesidad de compartir esto de otra manera y abrirlo al mundo.

Las puedes usar en tu vida diaria, en tu círculo de mujeres, las puedes usar como un oráculo y para conectar con cada uno de sus rostros en tu vida, si eres mujer menstruante entenderás mucho mejor tu ciclo, si eres mujer no menstruante también y si eres hombre podrás ver tu propia ciclicidad, aunque no tengas útero, porque todos los seres humanos somos cambiantes.

DOS MEDIDAS

El tamaño grande es de 9,5 cm y el pequeño de 4 cm

PERSONALIZADAS

Hago cada juego de manera personal según me los encargan

ENVIO POR MENSAJERIA

Las tienes en casa en 24/48 horas.

El precio es igual para todos los envíos 6,50€

PRECIO

Las cartas grandes cuestan 13€

Las cartas pequeñas 5€

Si coges los dos juegos 15€

Más los gastos de envío que en todos los casos son 6.50€

Puedes hacer tu pedido escribiendo mariamcarcel@gmail.com

Comparte...si quieres, claro.
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter

Malditas galletitas, aunque no me gusten estas, que no tienen ni cholocate ni nada, la web las recopila y yo las borro todos los días, no necesito tu IP ni ninguna otra cosa que tu voluntariamente no quieras ofrecer. Si quieres ponerte en contacto conmigo y que te envíe mails, ya si eso me lo dices por correo y yo entonces tendré que ofrecerte otro formulario, cual vampiro, pidiendo permiso para invadirte.